martes, 5 de abril de 2011

Carta de despedida



Me desperte llorando esta mañana mientras con mis brazos abrace mi cuerpo.

Aunque solo deseaba en esos momentos que los brazos que me abrazaran fueran los tuyos.

Desperte con tu nombre en mis labios y tu rostro en mi memoria.

Y comence a llorar igual que ahora al escribir estas palabras.

Y queria buscarte, y pedirte un abrazo que acabara con esta tristeza y soledad que siento.

Pero ya tu no estas, y por mas que yo lo desee tu no volveras.

Aunque seguir llorando no hace menos el dolor ni me quita este vacio en mi corazon. 

Quisiera verte sonreir una vez mas y sentir que si hoy no fue un buen dia mañana si lo sera.

Sentirme protegida entre tus brazos, como una vez lo senti.

Ahora me siento perdida y aunque como dicen y tienen razon hiciste cosas indebidas.

Pero para mi siempre fuiste un chico bueno, el mejor primo del mundo.

El que siempre estuvo alli para mi, y fuiste el hermano que nunca tuve.

Ahora  puedo ver como duele el escribir un adios sobre todo cuando es para siempre.

Luis Plaza siempre viviras en mi corazon.

Te ama tu prima

                MILLIE <3

3 comentarios:

yoquemebusco dijo...

Que triste perder a alguien que querés y no poder abrazarlo cuando necesitás. Espero que el dolor se vaya y solo quede el recuerdo dulce.

¡salú!

Lucía

Ŧirєηzє dijo...

cuanto se sienten las perdidas...aun cuando sean de personas que no conocemos...
llega tu dolor a traves de estas palabras...
lo siento mucho...
un abrazo inmenso...
:-)

Ser dijo...

Si, duele, como duele la vida cuando se aquieta en la muerte, cuando quedamos en carne viva cuando un abrazo se va y nos arranca la piel.
Solo el tiempo es capaz de sanar, un nuevo duelo, hasta asumir la muerte que nos ha tocado y con ella seguir nuestra huella.